sábado, 10 de julio de 2010

ESTIMULAR CON MUSICA AL BEBE POR NACER


la música tiene un efecto positivo en su bebé por nacer o si por el contrario están poniendo a su bebé en desventaja si no escucha lo suficiente, o si el tipo de música es el correcto.

El oído interno está totalmente desarrollado en el último trimestre del embarazo. Alrededor de las 26 semanas, la mayoría responde con un aumento en la frecuencia cardíaca a la estimulación.La mayor parte de lo que el feto oye es la voz de la madre y los sonidos internos del su cuerpo, como la respiración, los movimientos y otros sonidos. Ha habido muchos estudios que sugieren que la voz materna es el sonido preferido de los recién nacidos, que parecen reconocerla al nacer. Cantar con la música tiene sentido porque da al bebé la oportunidad de escuchar su voz y la música.
Es lógico creer que la estimulación del cerebro con la música tendría un efecto positivo. Hay algunas pruebas que indican que el tipo de música puede influir en la respuesta del bebé. La música clásica suave, y sonidos de la naturaleza se cree que los tranquiliza, mientras que los tipos de música más fuerte pueden asustar al bebé.
Otro factor a tener en cuenta es el volumen de la música, que no debe ser demasiado fuerte. El sonido es conducido a través del líquido amniótico y puede resultar demasiado fuerte para el bebé.
Es importante señalar que no existen estudios a largo plazo que demuestren que escuchar
música en el útero influya en la inteligencia del bebé o se traduzca en un éxito en el aprendizaje posterior. Sin embargo, esta idea se basa en pruebas anecdóticas de que la música clásica estimula las diferentes áreas del cerebro, aumentando las conexiones en el cerebro. La hipótesis es que el aumento de las conexiones se traducirá en la memoria mejorada y las funciones de procesamiento de información del cerebro posteriormente.
Sea o no que la exposición a la música hará más inteligente a tu bebé, hay algunas pruebas que sugieren que la música suave, como música clásica tranquila y los sonidos de la naturaleza tienen un efecto calmante sobre el bebé. Esto a menudo continúa después del nacimiento. Muchos bebés se tranquilizan con la misma música suave que escucharon durante el embarazo.La música también estimula y tranquiliza a la madre lo que es bueno para el bebé que se ve afectado por las emociones de las madres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada